Evalúan tolerancia en las mandarinas al virus de la tristeza

salud2

México, DF. De acuerdo con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agropecuaria (Senasica), México es el cuarto productor de cítricos en el mundo, al destinar 512 mil hectáreas a estos cultivos, distribuidas en 23 estados, en las cuales se obtienen 5.2 millones de toneladas anuales.

Sin embargo, estos frutos mexicanos no están exentos de plagas y enfermedades que afectan la productividad; entre ellos destaca el virus de la tristeza de los cítricos, el cual es transmitido básicamente por pulgones cafes (Toxoptera citricida).

El maestro Juan Eutiquio Padrón Chávez, científico del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), explicó que los árboles afectados por este padecimiento decaen hasta morir lenta o rápidamente.

Aclaró que los cítricos están conformados por un patrón, que produce la raíz y en él se injerta la yema de la variedad que forma la copa del árbol en la que se producen los frutos.

Cuando las partículas virales llegan a la unión de los individuos interrumpen la comunicación entre ambos, de manera que no pueden compartir nutrientes, agua y sales minerales. Aunque los frutos son numerosos, su tamaño es menor al normal. En tanto, las hojas pierden brillo y tamaño, mientras el tejido vascular de las hojas presenta insuficiencia de clorofila. El virus avanza tan rápido que el árbol puede morir en dos o tres semanas.

Padrón Chávez señaló que el virus de la tristeza de los cítricos es un problema potencial para estos cultivos, por lo que emprendió una investigación en la que evaluó el comportamiento de ocho patrones injertados con mandarina híbrida Lee, en tres localidades de Nuevo León.

Los municipios elegidos fueron General Terán, Montemorelos y Hualahuises; ya que cada uno tiene suelos con texturas muy diferentes, sobre todo en el contenido de arcilla.

En cuanto a los patrones, señaló que fueron seleccionados siete tolerantes como los Citranges Carrizo, C35 y Troyer; las mandarinas Sunki y Cleopatra; la lima Rangpur, el limón Volkameriana y un testigo correspondiente al naranjo agrio, el cual es susceptible al virus de la tristeza de los cítricos.

El especialista del INIFAP indicó que los patrones tolerantes ofrecieron resultados favorables en las tres localidades, por lo que se pueden considerar como opciones para incrementar la productividad de mandarina Lee.

Añadió que las pruebas realizadas estuvieron diseñadas para medir la sobrevivencia de la planta, el tamaño y su desarrollo. No obstante, reconoció que el financiamiento no les permitió determinar los efectos de los patrones en la producción.

Por otro lado, con base en la Norma Oficial Mexicana NOM-031-FITO-2000, el Senasica implementó una campaña a nivel nacional para muestreo y diagnóstico del virus de la tristeza de los cítricos en plantas de huertos comerciales, traspatio y viveros. Pruebas en las que fueron eliminados 12 mil 600 ejemplares positivos.

A este respecto, Padrón Chávez comentó que la campaña emprendida por la dependencia federal fue un éxito, puesto que no se han reportado árboles muertos por la enfermedad, por lo que ahora se enfocarán en otros problemas de la citricultura.

Cabe señalar que la investigación para evaluar la respuesta de los patrones tolerantes injertados con mandarina híbrida Lee fue financiada por la Fundación Produce Nuevo León A. C.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2011/12/12/131948567-evaluan-tolerancia-en-las-mandarinas-al-virus-de-la-tristeza

Publicidad